La Belleza del cabello en el verano

Lleva ropa ligera, por ejemplo, de lino, de algodón, de seda… y ropa ancha. Coge también vestidos finos, cortos o largos, para tener la posibilidad de elección pero sin llevarte tampoco dos tercios de tu armario. Para darte una vuelta por el pueblo por la mañana o por la noche, prevé ropa de vestir.

Un pantalón de lino, unos shorts vaqueros o de algodón, un pareo corto y/o largo… Prepara también algunos vestidos elegantes de noche, sin sacar tampoco todos los bártulos, pero que sean un poco más de vestir que los de día.

Tienes carta blanca para escoger las camisetas que te pondrás con los shorts o las minifaldas. Piensa también en las túnicas, con pequeñas flores para ir a la moda. Un pequeño consejo: no te olvides una rebeca o chaleco, que nunca se sabe si por la noche puede soplar un poco de viento.